Migrantes devueltos por EEUU, el nuevo botín de los cárteles

En esta imagen del 10 de octubre de 2019, migrantes mexicanos esperando a reservar un vuelo con ayuda de las monjas que gestionan un refugio para migrantes en Reynosa, México. Reynosa, en la frontera con McAllen, es una ciudad de maquilas de 650.000 habitantes y la más grande de Tamaulipas. Es también el símbolo de las guerras más sangrientas del noreste de México y uno de los principales puntos de cruce ilegal hacia Texas junto con Ciudad Miguel Alemán.